El sábado pasado finalmente impartimos los dos workshops de fotografía gastronómica de los que tanto os hemos hablado estos días. Ambos cursos fueron teórico prácticos y constaron de una primera parte explicativa donde Martí expuso el contenido teórico del taller, y una segunda parte práctica donde los participantes pudieron hacer sus propias fotografías. Así como en el curso de nivel inicial cada participante trabajó de manera autónoma durante la parte práctica, en el taller avanzado quisimos “innovar” y proposimos un reto a los participantes: los dividimos en dos grupos, a cada uno de los cuales encargamos que elaborase un plato y lo fotografiase siguiendo una serie de requerimientos estilísticos. El resultado fueron unas imágenes magníficas y totalmente diferentes partiendo de una misma receta: una bruschetta de tomate. La verdad es que nos lo pasamos muy muy bien haciéndolos y estamos muy satisfechos con el resultado de ambos talleres.

Esperamos poder ofreceros muy pronto nuevas fechas de workshops en las que estamos trabajando, pero mientrastanto os dejamos con este pequeño vídeo que creemos que sintetiza bastante la experiencia de los talleres que hicimos el sábado pasado. Si queréis recibir información de primera mano sobre futuros talleres, podéis escribirnos un e-mail a workshops@365mm.cat y seréis los primeros en enteraros de las nuevas convocatorias. Hasta entonces esperamos que disfrutéis de esta pequeña muestra. (¡Y, si podéis, miradlo en HD!)