Un punto vital en el proceso de creación de una fotografía gastronómica es la edición. Por eso hoy os queremos enseñar el proceso que nosotros seguimos en la posproducción de una fotografía gastronómica.

Nosotros disparamos en formato Raw, que nos permite guardar el máximo de información posible con la que podremos trabajar en la posproducción. Los programas que usaremos para editar son Capture One 7 y Photoshop CS6.

Paso a paso:

1. Empezaremos trabajando con Capture One. El primer paso es recortar la imagen en el formato que más nos convenga. En este caso, como véis, simplemente eliminaremos una pequeña parte de los márgenes superior e inferior.

2. En segundo lugar ajustaremos la exposición de la imagen. En este caso, los valores que hemos modificado han sido los siguientes:

Exposición: la hemos subido a 0,1 para mover la parte central del histograma hacia la derecha.

Contraste: lo hemos subido a 3.

Brillo: lo hemos subido a 12 para intensificar las altas luces.

Sombra: la hemos subido a 8 para recuperar unas cuantas sombras, especialmente la que queda bajo el plato.

Nitidez: la hemos subido hasta 6.

3. Después de modificar todo estos parámetros, subiremos también ligeramente la temperatura de color para dar calidez a la imagen.

4. Añadiremos un degradado de exposición a la parte superior de la imagen para añadir más luz a la parte del fondo. La zona roja indica el efecto del degradado de exposición en la imagen.

5. Una vez hecho esto, exportaremos la imagen a Photoshop en formato .tiff (para evitar la compresión) y a 16 bits y duplicaremos la capa.

6. Con las herramientas “clone stamp” y “patch” quitaremos las manchas que nos molesten, como los pequeños puntitos oscuros sobre los macarrones que aparecían en las imágenes superiores y aquí han desaparecido:

7. Añadiremos una capa de ajuste de contraste y realzaremos la textura de los macarrones. Los trazos blancos de esta imagen son las zonas afectadas por esta máscara.

8. Quitaremos la mancha de luz que deja la ventana del flash al lado izquierdo del plato.

9. ¡Y ya está!

Esperamos que estos consejos os sean útiles y ya sabéis que podéis poneros en contacto con nosotros para resolver cualquier duda.

¡Buen provecho!