Empezamos el año cumpliendo nuestra palabra: hace unas semanas os prometimos una entradaexplicando nuestros elementos preferidos y algunos props básicos para fotografía gastronómica. ¡Aquí los tenéis!

– Platos: una buena idea para comenzar vuestra pequeña colección de props son un par de platos blancos diferentes. Serán útiles en cualquier escena: moderna o rústica; casera o de restaurante.

– Cubiertos: está bien tener un par de sets (que incluyan cuchara, tenedor, cuchillo y cuchara de postres), uno simple y moderno y otro más vintage y cargado.

– Vasos: una pequeña variedad de vasos sencillos y transparentes siempre es útil. Pueden tener una forma un poco original que les dé gracia. Está bien tener vasos de dos o tres medidas diferentes para que puedan encajar en espacios y composiciones varias.

– Telas: recomendamos que consigáis unas telas neutras (en color beige o crema) y unas blancas o de color pastel con algo de decoración, destinadas a escenas más elegantes. Pensad que no hace falta comprar manteles porque en la mayoría de los casos no se terminarán viendo los extremos. Mucho mejor si compráis las telas por metros en cualquier tienda donde las vendan: será más económico y tendréis mucho más donde elegir.

– Servilletas: un set básico debería incluir 4 o 5 servilletas de colores diferentes, e incluso alguna estampada. Un par de ellas debería tener un color más neutro, y las otrás quizás tonos más subidos, que sirvan para colorear la imagen. En Casa Viva suelen tener una selección muy amplia de colores, será fácil encontrar cualquier tono que podáis imaginar.

– Maderas: cualquier madera o mesa que encontréis os será útil (en este post hablamos ampliament del tema). Eso sí, vigilad con las madernas barnizadas, que a veces reflejan mucho y pueden dar problemas.

Aquí podéis recuperar la primera parte de esta entrada sobre elementos de estilismo y props básicos. Volveremos pronto con algunos consejos más avanzados sobre estilismo.

¡Hasta pronto!